viernes, 31 de mayo de 2013

Cada vez más - Cine en la Biblioteca Nacional



Atravesar la ciudad de punta a punta sólo porque el fanatismo que tengo por las escaleras de la Biblioteca Nacional así lo demanda. Cruzar el jardín delantero buscando las orejas alzadas y frías de los gatos del lugar. Subir hasta el primer piso saludando en cada ventana, y sentarme en la tercer fila, cerquísima de la pantalla. Así es un martes de Mayo, el último del Ciclo de Cine de Autor donde proyectan el cortometraje Muñecas, de Martín Wain y Mis Sucios Tres Tonos, de Juan Manuel Brignole.

Los directores tienen la palabra, y crean el clima. Los maestros de ceremonias generan una charla amena, y pese al murmullo que genero sin parar y sin querer, le presto atención a las risas en la sala. Martín Wain confiesa que le “cuesta reconocer la idea original”, porque pasaron unos cuantos años desde la filmación de su ópera prima hasta esta proyección. Sin embargo, la esencia del corto se trasluce sin obstáculos, y el planteo deja la pelota de los vínculos familiares picando adentro de la cabeza.

Sabemos ahora, antes de verla y confesión del director y de la productora mediantes, que Mis Sucios Tres Tonos es “un homenaje a mis amigos” al punto tal que “los personajes tienen el sobrenombre de mis amigos de Posadas” y que durante el rodaje “todo fluía”, señal que sirvió para entender que pese a que “en esta película, no había Plan B”, “nada podía salir mal”.  Sabemos que el film cuenta la historia de 7 amigos adolescentes de Posadas que viajan hasta Paraguay para colarse en un recital de Fun People.

La peli es eso, sencillamente eso. Pero la maravilla es lo movilizador que resulta el relato tan familiar, tan lejano en nuestra propia historia pero cercano en sensaciones y abismos. Los desafíos que plantea la adolescencia, el dolor dulce de crecer y despojarse. ¡Y yo, que casi me olvido de mis 17! Salud y larga vida al artista que invita a abrir surcos en la memoria, y acercarse al pasado desde su visión.

TOMA 2 – era Anabelle la canción que traspasaba la puerta del reci del que se quedaron afuera, y eran mil canciones e imágenes golpeandome la puerta. Me acordé de todo, de todos, de vos. Pensé en lo extraña que me soy hoy, en lo diferente que es mi vida a como me la imaginaba para estas alturas. Pensé que al pibe de al lado le podía estar pasando lo mismo. Pensé en cualquiera, pero nada pudo evitar que dejara de pensar. Ni el gato que alcé cruzando el Recoleta, ni las escaleras de Derecho, ni todas las hojas amarillas de todo Barrio Parque, ni las palabras que se formaban en las patentes de los autos estacionados por ahí, ni los vasos de Campari, ni el poema que le debo al 132. 

miércoles, 29 de mayo de 2013

Agitando la colmena - El Otro Yo en el Teatro Flores



Me llegan imágenes como flechazos, y adentro de mi cabeza se mezclan algunos cuadros de mi adolescencia con otros de esta noche, parecida a cualquiera de las de entonces pero diez años después.  25 de Mayo y luna llena. Patriotismo y mi lado más salvaje, tal cual fuera otrora. Sólo que antes contaba con más amigos, más esquinas y más birras para el combate.   

Dejamos pasar la banda soporte porque es más fuerte la tentación de unas latitas (botella retornable, jamás!) mezclados entre los pibes. Sentados en el piso, los vemos pasar. La nueva generación de alternos conserva viejos vicios buenos: mochilas con abejas, remeras de la banda, valijita de parches en oferta, sumaron libros independientes y trocaron las hebillitas por anteojos de marco ancho. Yo me aggiorné a su par.

Sobre el escenario del Teatro Flores, los hermanos Aldana. Su voz, la misma de siempre, intacta aún, dispara un haz de luz que resucita la pubertad dormida: yo soy el otro yo. Inyección de vida, catarata de recuerdos. Ray está en Jauría, pero la batería en manos del Brujo Ricardo Rúa late con la misma sagrada identidad. Araujo en presencia intermitente y la dulzura incorruptible de María Fernanda son el marco en el que transcurre el show.

Los pibes no paran, meta mosh y pogo a más no poder. La lista de canciones es el equilibrio justo y da cuenta del extenso recorrido otroyoico. Las chicas corean las viejas y las nuevas, sin diferenciar.  Traka-Traka, Corta el pasto, La tetona imposible no saltar. Treinta temas para reflejar la trayectoria de una de las bandas emblema de la escena alternativa de los ´90 y el Teatro a pleno como prueba fehaciente de su vigencia.

Cristian disfrazado de monja para cantar Pecadores. Se la dedica, de todo corazón, “al hijo de puta de Videla”. El Otro Yo nunca se vendió, orgullo de mis épocas en el despertar. Me quedo con las ganas de escuchar alguna más de las de MF, pero el bis trae No me importa morir en el momento preciso y la energía de El Otro ya pegó contagio para donde mires.

Dejamos que el lugar se vaya desagotando, pero justo antes de volver a mi abrigo percibo la manara feliz y efectiva en la que la música de EOY flota, atravesando fronteras y tiempos. Diez años no son nada, hay canciones que nos van a acompañar toda la vida. 

PD. "¿qué onda esas chicas que bailaban en el escenario?"

martes, 28 de mayo de 2013

domingo, 26 de mayo de 2013

Un lujo de ciclo - Indie Folks Live, parte 2


Patio, parrilla, escalera, terraza, el paraíso celestial debe contar con las mismas comodidades. Ojalá el techo se parezca al de una cancha de Fútbol 5 allá también. Los espacios y su distribución se llevan mi sorpresa más grata. Me siento a gusto en El Círculo, me gusta que te den un ticket celeste para retirar tu cerveza helada o ese trío de empanadas veggie super sabrosas. Me hace bien esa sensación de familiaridad que se respira.

Es el turno de Los Hermanos McKenzie, arrancan con “Baile Fantasmal” y con Cecilia comiéndose el escenario. Yo me dejo deglutir gustosa por esta familia que hace de la música un rito sagrado. Para cuando los infinitos vasos de cerveza hacen toc-toc en la puerta de mi cabeza, la música Mc Kenzie está construyendo el sonido propicio para que todas las ensoñaciones se liberen y floten desde el telón hasta acá.

Pablo Malaurie se sube al escenario con una eléctrica, y es como si la caja de pandora explotara en la Indie Folks Live! Su voz-aplanadora, la fuerza de sus canciones a pura psicodelia y esas líneas de  “Seymur Cassell” que son mi himno: creo que no existe lo que hay, si no fuera lo que ha sido. Extraño la siempre brillante e impecable compañía de Nacho García, pero Pablo se la banca, y alcanza el tamaño de un monstruo para la altura de “Motel Shangai” y nos devora en “El beat de la cuestión”.

En el Lupe Undiverso Infimito, donde todo está hecho a su gusto, Los Animales Superforros cierran la noche. Vaya sorpresa cuando en el Ciclo también son ellos el broche de oro final. “Señor de la Montaña”, para ir entrando en su propuesta musical de pura alquimia. El sonido es limpio y fuerte, fuerte porque los decibeles son altos pero también porque tiene la fuerza de un huracán. Nos sacude, nos hunde hasta las raíces y nos expulsa de nuevo a la superficie, donde estamos corriendo en un lugar que está lleno de gente y animales.

Por fin se asoma la luna, y yo me voy a casa silbando bajito. Nada podría depararme un augurio mejor que el de este puñado de postales de mis bandas favoritas.  

sábado, 25 de mayo de 2013

Un lujo de ciclo - Indie Folks Live, parte 1


¿Y si Londres fuera hoy? Una llovizna salpicando los anteojos, un cielo gris, los dedos fríos. Hago lo de nunca, llego temprano. Flexiono la pierna izquierda. Apoyo el pie, enfundado en unos zapatos acordonados verde musgo (adiós, verano) contra la pared rugosa. Lo bajo. Subo el otro, lo dejo un rato así. Guardo las manos en los bolsillos de la campera, que tiene una re capucha.

Desde que la vi por la ventanilla, me enamoré de la puerta del Círculo de Aragón. La custodian jóvenes preciosos, diamantes humanos en bruto, listos para ser pulidos y brillar. Me quiero quedar acá un rato más, camuflada entre mis músicos de culto y sus seguidores siempre tan vanguardia, esperando a los que están por venir, porque siempre saben dónde estar.

El Dúo de Arturos sube al escenario y suena como lo haría el tocadiscos con cualquiera de los LPs de las bandas que versionan. Contrabajo y violín, estoy en el edén. I see you in my dreams… Qué delicia su retro-música, los vuelvo a escuchar en vivo y entiendo porqué lamento cada vez que me pierdo sus presentaciones. Me cuesta descifrar si el corazón se me detuvo, o si, por el contrario, me explotó: Lux de invitada. Que el mundo se termine esta noche, pero que la magia no.

Prietto en su versión boleros. Ok, voy a tratar de no esperar Av. Corrientes y entregarme a estas canciones de arrabal que suenan a puro corazón y cuerdas. Sé que su cover estrambótico de la canción de Cohen me endulza el corazón de la manera mejor, pero me cuesta encontrar esa sensibilidad en estos otros. De todas formas, percibo de forma perfecta su carisma inmenso que lo excede por mucho en tamaño y forma.

Todo por aquí supera ampliamente mis expectativas, el Ciclo va de lujo. Las proyecciones en la terraza, la música, los invitados. Quiero darle un abrazo a Indie Folks y agradecerle por tan grata reunión. 

La Ciudad Bajo la Niebla nos canta a todas!




La Ciudad Bajo la Niebla tiene algo para decirte, pebeta!


y Lupe coincide: mi corazón es tan frágil, como un cristal se rompe... 


LCBLN ♥

viernes, 24 de mayo de 2013

Pequeños tesoros que rastreando se encuentran – Bunch, Gablé




Lupecita se puso su traje de sirena, buceó y buceó, bajó hasta el fondo del océano y subió a la superficie con este tesoro:


Canciones para a limpieza presenta: pequeños tesoros que rastreando se encuentran – Bunch, Gablé


jueves, 23 de mayo de 2013

Las Taradas en Boris


Un despliegue de talento y belleza. Suspiro de gusto de imaginarme a Las Taradas desplegando toda su magia en Boris. Puro girl power y actitud, diversión y ritmo garantizados.

Un video con Miss Bolivia de invitada, a que no te podés quedar quietito!


El Jueves 23 en Boris, Gorriti 5568 – 22hs

que nada me despierte de tu sueño – Sleeping in, The Postal Service



Del sueño a la ensoñación hay un solo paso. El insomnio o el verdadero descanso, merodeando entre esos dos. Pensando en el pelo desparramándose en la funda de la almohada, que nunca está del todo blanca pero en la que se siente todavía el perfume que tanto me gusta. Buen día!

Canciones para la limpieza presenta: que nada me despierte de tu sueño – Sleeping in, The Postal Service




martes, 21 de mayo de 2013

Lupe fue una teen - Caries, El Otro Yo




No son los surquitos que se forman cuando me río
Ni el lunar que se asoma entre mis clavículas desparejas
No son las costillas, ni mis orejas que detesto mostrar
No es el hueco perfecto que formo para recibirte
A vos, te gustan mis dientes

Canciones para la limpieza nos (retro)trae: Lupe fue una teen - Caries, El Otro Yo





Hechizo en 4 cuerdas - La Familia de Ukeleles en Niceto



Lupe a veces se vuelve etérea. Se pone a flotar entre la gente, atraviesa la valla y llega al escenario. Se cuela entre los pibes que acomodan el sonido y las luces, y lo vive todo desde el otro lado. Y en eso andaba, pululando por ahí, cuando Poesía Estéreo inauguró un puente de conexión que atravesó barreras, haciéndolas estallar. Pasmando a los distraídos, estremeciendo a los más osados, la poesía a dúo de Arbit y Sebakis pasó como una ráfaga que te deja los pelos de punta y el corazón palpitando fuerte. En perfecta armonía, con lecturas intensas que se terminan de procesar en el silencio, dejaron una estela de pura energía que La Familia de Ukeleles supo tomar enseguida, para mantenernos a todos remontados en el aire.

Vestidos con sonrisa inmensa y camisa hawaiana, cada miembro de La Familia de Ukeleles toma su lugar y enseguida se largan de lleno a colmar expectativas. Se ven hermosos, se oyen espléndidos. Lupe Sobrevuela sus ukeleles, saltando de mic en mic para mirarlos a los ojos y entender cómo se siente estar ahí, entregándolo todo. Los primeros acordes de la versión familiera de Everyday, de Buddy Holly, le ponen la piel de gallina. Por suerte, la voz pin-up de Melisa la había ablandado ya en I fall to pieces. Abajo del escenario, los fieles del swing se ponen a bailar en parejas, y la fiesta está en proceso, Ma Betty Boop a moi. El final se precipita, pero los aplausos no se hacen esperar. Lupe baja despacito para meterse de nuevo en el cuerpo, y piensa que, una vez más, los ukes se lucieron. Viva su hechizo en 4 cuerdas!

lunes, 20 de mayo de 2013

cruzarte levitando - Donde vayas, Guazuncho



A veces nos perdemos, sólo por el gusto que nos genera el juego de las escondidas.
A Lupe le gusta buscar a todos en sus lugares de siempre, y acompañarlos a donde vayan, cruzando mil puentes.

Canciones para la limpieza presenta: cruzarte levitando -  Donde vayas, Guazuncho


viernes, 17 de mayo de 2013

Música por todos lados


Para combatir el frío, parece que Lupe va a andar corriendo de allá para acá hoy!

Nacho García y Ainda Dúo en el Salón Caldas, tempranito. Nacho está presentando esa cosa fantástica que es “Música para Calesitas”.






Lucy Patané & Marina Fages cierran su ciclo de Siestas Botánicas. El dúo fem que te invita a una ensoñación, ideal para abrazar el otoño que llegó!


En La Casa llena de Espíritus,  Bolívar 823 T1 -  22hs - Bono contribución: $30

La Familia de Ukeleles promete un recital memorable en Niceto, después de la medianoche, la hora en la que los cautos se fueron a dormir ya. No deberías pasar por alto esta oportunidad, dicen que los ukes van a estallar de ukerock, mhmhm!


Niceto Vega 5510 – 24hs

Mateo de la Luna está editando su primer disco!


Bandas indie, millones y millones. Bandas nuevas, miles y miles. Bandas indie, nuevas y buenas, cientos y cientos. Bandas que hagan canciones tan hermosas como las que hace Mateo de la Luna, ¡una sola!

Cada vez que fui a verlos en vivo, me nació una pluma en la espalda. A esta altura, ya puedo decir que escuchándolos aprendí a volar.

Mateo y los suyos están buscando editar su primer disco de estudio, y necesitan una mano. Yo, si tuviera más de dos, se las daría con los ojos cerrados. Sencillamente, porque sé que tener todas sus canciones adentro de mi estéreo es un entrenamiento para poder sobrevolar la ciudad cada vez que quiera.

Enterate cómo formar parte de La Energía de Los Planetas:



miércoles, 15 de mayo de 2013

Hemeroteca Stone - Festival en Caliente, 15 años de RS en Arg



Los rockeros, firmes en sus uniformes de estrellas de la noche, aunque esta vez a plena luz del día. Esos pantalones oscuros y achupinados que terminan en unos borcegos de cuero, enemigos del calor que sorprende en esta tarde de domingo. Anteojos de sol para todos, menos para mí, que me los olvido de ganas de no querer perderme nada. Actitud para todos, menos para mí, que siempre estoy casi por impostarla, pero rockero se nace, y yo nací nena de mamá y así me quedo.

Los quince años de la Rolling Stone en Argentina se festejan en el Konex con un festival cuya grilla se bifurca en dos escenarios, entre un montón de bandas emergentes, para todos los gustos y colores. La puntualidad es para aplaudir, y no se le permiten excesos de bis ni a esas bandas que me gustan un montón, ni a esas otras que ni idea. Vamos de un lado para el otro, y el sol que nos cegaba va calmando. Pasado el ritual de inicio llegan los detractores de febo, amantes de la noche y el glamour indie, que no falta en esta oportunidad.

Hay feria de discos, hay mesa de ping-pong, hay metegol (¿se puede perder con dignidad, o se pierde y ya?), está Liniers pintando ao vivo, hay un par de músicos dando vueltas, hay personajes “del ambiente” (ni idea, eso me dijeron!) y hay pancho con papas. El clásico litro de Fernet, esos rincones para sentarte a relajar entre banda y banda, y cámaras de fotos y video por todos los rincones.

Al cumpleaños estábamos todos invitados, y para asegurar tu lugar en el Festival en Caliente tenías que estar atenti a retirar tu entrada a tiempo. Sea como fuere, mientras vuelvo a casa recapitulo y pienso que puede ser cierto eso que escuché que decían, que al festejo no faltó nadie. Igual, para los que la dejaron pasar, parece que se vienen más en esta temporada de aniversario. Yo, por mi lado, banco el eclecticismo y el aguante para lo que está naciendo. 

martes, 14 de mayo de 2013

Giran discos - Los Japón + Digisagas en Naranja/Verde





En Naranja/Verde la cosa es así, hace calor, la birra está fría, esa suerte de patio abierto hasta temprano, el pasillo oscuro y todos con ganas de pasar un buen rato. Me cae bien esa pequeña puerta del cielo bicolor, de entrada siempre gratuita y brazos abiertos a lo nuevo. Me gusta ver a los pibes que tocan en mis bandas favoritas riéndose mientras transpiran, haciendo sus vidas de fans de otros, agitando en el pogo, que se las arregla para encontrar lugar en esa habitación de 2x2.

Los Digisagas allanan el terreno, tocan regio, me gusta aplaudirlos después de Paseando y de Desayuno. Algunos escapan a ese abrazo de calor y mueven la cabeza del otro lado de la puerta. Ellos están ahí, tocando las suyas, haciéndolo bien, compartiendo la alegría de un viernes entre canciones. Ciertas cosas no logro entender… Pero para evitar la confusión llegan Los Japón, con toda la fuerza del debut y despedida, del regreso de los que no se fueron.

Tocan La Playa casi en estricto orden, y es fabuloso cómo ahí apretados, hechos gotas de sudor en el aire, nos movemos como nos comandan, en ese oleaje de costa refrescante. Los corazones colmados, las voces respondiendo en Derrotado, los cuerpos bramando en Automático. Cada canción es motivo de un micro pogo, en el que quedo atrapada sin querer queriendo, y aprisionada entre las melodías mejores, me sumo al cántico “Y dale Japi, dale dale Japi” y me entrego a la entrega, total…

El bis es una repe: Vuelven las pandillas, y para ese momento las olas están por estallar… bueno, eso no es tan así, las pandillas volvieron, las olas estallaron, y ya no me asusta la noche porque ando derrotada en un día de sol!

No, no está para nada bien! - Kamera, Wilco



Viste que a veces todo se fue tan lejos, que lo que queda es muy oscuro y difuso, y no está bien ni ahí?

Bueno, para esos momentos Wilco la tiene atada. Que te salven los amigos y los discos, amén.

Canciones para la limpieza presenta: no, no está para nada bien! - Kamera, Wilco




lunes, 13 de mayo de 2013

Pantalla grande entre dos tapas - cine en la Biblioteca Nacional


Llegué un poco tarde, pero... llegué! y eso cuenta! Cine en la Biblioteca Nacional. Propuesta y programación tentadora, Mr Miguelius continúa como anfitrión y maestro de ceremonias.
Martes 19hs, Auditorio Jorge Luis Borges de la Biblioteca Nacional - Agüero 2502
De esto se trata:
Soy tu aventura. Óperas primas y nuevas experiencias en el cine argentino.

En el marco del octavo ciclo de Cine Independiente y de Autor, la Biblioteca Nacional y La Nave de los Sueños presentan Soy tu aventura. Óperas primas y nuevas experiencias en el cine argentino. Se proyectarán las primeras obras de jóvenes cineastas y los nuevos trabajos de Néstor Frenkel y Jorge Gaggero.

Aquí, la programación:

Boleros después de amar – Venancio y los Jóvenes de antaño




Y también existen los domingos en los que nos despertamos los dos con ganas, todavía, de abrazarnos y bailar ahora a la luz del mediodía en el living-comedor.
Para esos días encontré este disco.

Canciones para la limpieza presenta: Boleros después de amar.



sábado, 11 de mayo de 2013

Los Japón y Digisagas te salvan el sábado!




Si volvieron o si nunca se fueron… bueno, da igual! NaranjaVerde seguro explota, vuelven las pandillas!

Los Japón y Digisagas te salvan el sábado!




3x1 en el Caldas



Los Animales Superforros son esos que tocan canciones que te transportan a undiversos infimitos, los tenés¿?

Nacho Czornogas es el rey de los vientos, hace magia en un montón de lados. En Les Mentettes, con El Tronador, con Marina, con Los Hnos Mc Kenzie y me cansé de enumerar…

Warning with the snake es la que estaría descubriendo, qué gusto me da sentirme una conquistadora de nuevas tierras sonoras!


3x1, la promo infalible

Salón Caldas 21.30hs 

La dinastía que reina - El Mató + Nubes en Mi Casa en La Trastienda


La lluvia dejó como saldo un otoño fresco que llenó las calles de capuchas y paraguas.  Valentía es escudriñar el placard hasta dar con el piloto y plantarse en la parada a esperar el 2 como una estatua. La Trastienda está hasta las manos, y la sensación es de tensa calma. Como un hormiguero al que acaban de pisar, y cientos de hormiguitas salen disparadas y están moviéndose en todas las direcciones.

Nubes en Mi Casa colma el escenario de calma. Su armonía lúdica recorre temas tanto de su disco homónimo como de “Me Suelto y Vuelvo”, y es como si en el aire se formaran capas de sonido que se van apilando de forma prolija y apacible, hasta llegar al techo y envolvernos. Rebecca, Los Gigantes, Aceleremos. Su música llega de manera prolija y racionada. No detona, sino que se va construyendo. Propician un marco para recibir a los invitados a esta fiesta. Una sonoridad estética, medida. La despedida trae Mareo, y tanta corriente me deja pensando que si abajo del agua pudiera tocar una banda, Nubes en Mi Casa sería la indicada.

El telón esconde el espíritu laptrero, el corazón late los primeros acordes sin verlos. El magnetismo desata los nudos, y el desafío es encontrarle palabras a todos estos pibes que saltan sin parar o a la sonrisa del Chango, a esa mueca imperceptible que hace justo antes de entregarse por completo a las 4 cuerdas de ese bajo que sangra elegías de amor, que extraña a sus amigos, que vaga por el barrio. Formemos una banda de rocanrol, así de sencillo y perfecto. La música motorizada llega, tendiendo puentes que cruzan del escenario hasta encontrar a la chica de oro, a Yoni B y a todos los viejos, ebrios y perdidos entre el público presente.

Tocan todas, no quedó ninguna afuera. Y parece increíble como cada canción se abre como una flor, entre la fragilidad y la naturaleza de lo genuinamente bello. El final se anuncia con tiempo, para que el regreso al cuerpo no sea tan caótico. Yo, por mi parte, agradezco haber formado parte, una vez más, del ritual del magnetismo y contar para siempre con una Navidad de reserva. 

viernes, 10 de mayo de 2013

Canciones para declarle tu amor - Santa María da Feira, Devendra Banhart




El amor es casi tan antiguo como esta canción, no obstante, igual de vigentes los dos. Decile que lo querés, que lo querés bien, que lo querés sencillo y sin vueltas. Decíselo así.

Canciones para la limpieza te ayuda a declararle tu amor:


Lupe.paso por el Pacha




La vida no me cambió,
tengo la billetera vacía, el frío en las medias, los cordones desatados.
La vida no me cambió,
es lunes y estoy en una oficina, sentada atrás de una computadora tipeando a toda velocidad. Tengo un jefe, o dos.
La vida no me cambió,
tengo dudas, miedos y amores no correspondidos.
La vida no me cambió,
me falta el tiempo, me sobra el tiempo, me ahoga el reloj.
La vida no me cambió,
me falta la inspiración, me sobra la inocencia, me quedo sin batería.
La vida no me cambió,
odio mi foto digital, pienso en mi cartera cuando no la tengo cerca, y te odio por todo lo que no fuimos.
La vida no me cambió,
pero cientos de puertas de Alicia se abrieron a mis pies. 

miércoles, 8 de mayo de 2013

Reino en venta - música en Plasma




Mi reino por escuchar en vivo a Guazuncho cantando esta:



Esta noche lo pierdo todo, pero triunfo.

Guazuncho + Trostrigo (un descubrimiento bandcampero que me alegró los oídos para rato) + Tomás Preuss

En Plasma, Piedras 1856 – 21hs

luperdida - La perdida, Ignacio Castillo



Para las ausencias, para los ausentes y para los fugitivos: un refugio.


Canciones para la limpieza presenta: luperdida

martes, 7 de mayo de 2013

Si te pido que me cuentes una historia - Las Ligas Menores en N/V




La puertita al lado del que duerme al amparo de la luna que mengua. Las escaleras hasta el desafío de reconocerte en tu propio reflejo. La casa-laberinto, de espacios y pasillos y paredes que hablan las palabras de la imagen, en cuadritos encerradas. Las ventanas atrancadas, las puertas no. Elegido el habitáculo, los animales se disponen para el cortejo. De repente se abre el techo, y la nieve. Se inicia el ritual. Cuerpos chocándose, moviéndose, gritándose, reptando en los acordes de Las Ligas Menores. Y la nieve que no deja de caerles encima. Veo los cristales de hielo bajando, recorriéndoles el cuerpo, helándoles el instinto que purga por arrasar con todo. El lugar se va tiñendo de blanco, el frío va calando los huesos, la carne, y la piel se nos aja y sangra. Y sabemos bien, está muy mal si ya nada de verdad importa. Pero así estamos, animales plateados brillando en la inmensidad del sábado que no crece. 

lunes, 6 de mayo de 2013

El frío del 2x4 - Tango de una noche de verano, Viviane Blumenschein




También me resulta divertido que inviten al director a presentar su peli y a interactuar con el público ni bien termina la proyección. Es una experiencia singular, hablar adentro de la sala está siempre tan mal visto y chistado. Pero en estos casos, el hacedor se acerca al público a través de la palabra, y acorta la distancia que separa las butacas de la pantalla. Y el público tiene su derecho a réplica, y puede darse el gusto de acompañar sus aplausos con elogios verbales o inquirir por esos pasajes que no terminó de entender. Claro que la situación termina prestándose a risas, la palabra es un arma de doble filo. 


Escandinavia tiene ese efecto fascinante en mí, que aún no me explico pero no deja de crecerme adentro. Razón por la cual me resultó imposible pasar por alto esta peli, que elige el tango como excusa para trazar un puente invisible entre Laponia y Buenos Aires. Mis expectativas son altas, porque así de alta es mi obsesión por ese gélido rincón del planeta. Tantos viajes mentales hasta las lejanas tierras de esos países todos blancos y distantes, tantas incógnitas respecto a su cultura rebotando en mi cabeza en cada momento de distracción, tanta distancia entre la aurora boreal y el sol poniéndose atrás del obelisco un domingo cualquiera.
Pero el lente de Viviane Blumenschein me devuelve lo que fui a buscar: cientos de fotos en movimiento de ese lugar remoto y hermoso, satisfecha mi hambre de Finlandia. Pero no sólo me llevo imágenes brillantes de esa ciudad, también reconozco a Buenos Aires  en rincones cotidianos que regularmente paso por alto, una forma hermosa de ver a través de otros ojos la belleza del lugar donde habitualmente habito.

viernes, 3 de mayo de 2013

Estallando en canciones - Fiesta de las Luces, vol.6


Abro la mochi y hay un montón de cosas amontonadas: la GuíaT, $30 para la entrada, raros peinados nuevos, 4 bandas en vivo, cronistas, JOK, el fotógrafo todoterreno, Colegiales, cansancio, Casi Colegas Casi Competencia, indie o rock. Tengo que ordenarme y salir, pero como sucede tan a menudo, sólo salgo y ya. En el 65 la juventud agita de lo lindo y claro, mañana nadie tiene obligaciones que atender. Al chofer no le causa y paramos en la comisaría para que un gallito los baje del bondi a puro cacareo. Si así arranca la noche, puedo adivinar que el final será, cuantos menos, a la mañana siguiente.

Cerca de la 1 AM abren puertas y ventanas, y las escaleras deparan la sorpresa retro: el lugar se parece un montón a un salón de fiesta de 15, y eso delira a cualquiera. Pasada la conmoción por tamaña extrañeza, Nieva Adentro convoca desde ese hipnotismo oscurantista que lleva su música, mientras nos estallan la vista con su estética incandescente. Chico conoce Alien para despabilar a los dormidos, pasean por los acordes de El Raro, Bonita  y Lejano. Aunque los jóvenes del indie que vinieron a verlos todavía se muestran tímidos, se acercan de a poco a la boca del escenario y se dejan engullir. Es que la música de Nieva tiene la sensualidad de lo irresistible, combinada con la armonía de lo nuevo. Chancho de adorno es la despedida perfecta, para provocar.

Se altera el orden esperado, y Rosario Bléfarientra en acción. Río Paraná atrae a la masa, y el público cobra vida, como un enjambre de abejas celebrando a su emperatriz. Ella, espléndida, les hace honores desplegando un recetario de canciones que a fuerza de talento se convirtieron en himnos: Cuaderno, Vidrieras, Estaciones. Su menuda dimensión es el contrapeso de su grandísima presencia. Casi sin cortes, los temas corren como en un claro, con total transparencia y naturalidad. La gente se balancea como en un panal sacudido. Reina entre todas, la acompaña una banda de muerte pequeña, y juntos llevan adelante un show cargado de emoción y calidad. Se despide justo a tiempo, con esa sonrisa que calma y conquista. Próxima estación: la Luna.

Rosario arrasó, y se llevó con ella esa multitud de abejas multicolores que zumbaron a su ritmo. Mateo y los suyos toman lugar, abren con La energía de los planetas. Quedamos pocos en pie, pero formamos una columna inquebrantable, y ponemos el corazón como bandera para que flamee al compás de esas melodías de ensoñación y locura que son Rayocanción, Absorbo todos los tés de todas las tardes, Él es mi amigo, Lo más campante. Mateo de la luna en compañía terrestial hace canciones que tienen forma de cajita multiforme, y cuando esas cajitas se abren, un ejército de fundamentalistas del folk está atento a inundar el lugar de papel flotante. Es que es inevitable festejar esa melodía hechicera. Como una rana es el gran cierre, y Terremoto hace de las cuerdas de su guitarra un espectáculo prodigioso.

Llega el turno de estos niños mimados que despiertan el instinto, y el lugar se eclipsa porque los tres mosqueteros funden la luna y el sol, y dan nacimiento a otro viaje de luz. Tobogán Andaluz toca María juega a ser un avión, Canción de navidad, Un tesoro en la avenida y esa que me deja sin aire, Esperando la primavera. Facu dice que vino a tocar la guitarra, “no sé si hay otras cosas para hacer” y cada quien a su juego, acá abajo se arma ese pogo de niños sin futuro, y otra vez la energía estalla en cada choque de cuerpos brillando en sudor y fuego. De a ratos se aleja del mic, sólo para que la voz se traslade al otro lado, y la barrera del escenario se rompe de nuevo, como en cada vivo. Lo que más quieroes esa canción compartida, ofrendada en bidireccinonalidad. Todo se vuelve oscuro en el 5to B, y Tobogán está revolcándose en el piso. El fotógrafo todo terreno retrata el momento, y ya no quedan palabras para reflejar la fugacidad de la canción hecha carne.

Con el cuerpo agotado y el alma colmada, emprendemos la retirada y nos despedimos felices de la XI edición de La Fiesta de las Luces.

La Celebración del Fuego - El Mató a Un Policía Motorizado en La Trastienda




Lupe se imaginó San Telmo en llamas, ardiendo de música del Sur, lenguas de fuego danzando al ritmo de tu próximo movimiento. Que las cuerdas del Chango hagan estallar tu corazón en miles de pedazos que valgan Un Millón de Euros.

Junto a los gigantes de Nubes en Mi Casa ♥

Viernes 03-Mayo – 23.30hs – La Trastienda, Balcarce 460, Capital



sumisa - Lykke Li, I Follow Rivers



La lluvia y los días grises, y así y todo, Lupe es de lo más obediente.

Canciones para la limpieza presenta --> sumisa - Lykke Li, I Follow Rivers


jueves, 2 de mayo de 2013

En los ´50 era así - La Familia de Ukeles en Vuela el Pez




Unas imágenes de filmes de antaño en blanco y negro con los besos que pasaron a la historia del séptimo arte dan el marco y hacen honor a la temática de esta reunión. La luz se corta por un momento, y yo sólo espero que alguien haya aprovechado la oscuridad para robar un beso. La mitad del salón queda a la luz de la velas, la resultante no podría ser mejor.

Aparecen ellos, todos de camisa cuadrillé, colmando el escenario en un semicírculo de sonido equilibrado. El puntapié es Plenty More, pero dan debido aviso: traen un repertorio de des-amor, pero con la garantía de interpretarlo con el mismo fervor que despiertan las grandes pasiones. I fall to pieces es la que siempre espero, y jamás me decepcionan. La versión de Everyday, de Buddy Holly, es de las cosas más bonitas que escuché reversionadas, y no faltan los clásicos de La Familia: Man of constant sorrow, Only the lonely, Ring of fire.  

Fideo y su despliegue de desorbitantes artificios sonoros capta la atención del público, ávido por disfrutarlo ensamblándose con suavidad al ritmo de las cuerdas. Duele el anuncio de la despedida, pero el bis llega justo a tiempo para explotar el local de buena vibra con These Boots Are Made for Walking.La Familia dio otro show impecable, entre canción y canción dejó entrever su secreto, una conexión limpia y transparente entre ellos. Lo que hacen es bello, el acople de las melodías, el ritmo de la lista de temas y todos esos ukeleles rugiendo al unísono.

La noche termina a puro rock (o a rock puro, para ser justos), con pareja de baile sacándole lustre al piso, trayendo los ´50 seis décadas más tarde. Me salgo de mí, los veo despidiéndose, presto atención y puedo sentir las vibraciones que aún quedan repiqueteando en el aire. No puedo evitar pensar que si El Rey aún viviera, seguro habría hecho una parada en Vuela el Pez esta noche, y estaría aplaudiendo a esta Familia de regios músicos tan fuerte como yo.